¡WOW!” Esta fue la expresión de mis compañeras de trabajo cuando me preguntaron “¿Qué trajiste para comer?”, y les dije “¡Risotto sin arroz!”

En varios de nuestros países el arroz es parte fundamental de nuestra alimentación diaria y estas tradiciones pueden ser un obstáculo en nuestro propósito de transformar hábitos. La buena noticia es que no necesitas eliminar estas costumbres por completo; la clave está en encontrar buenos sustitutos. En este caso, se trata del COLIFLOR.

Esta receta es una muy buena opción de cena saludable. También puedes incluirla en tu meal prep: dejar listas varias porciones y dividirlas durante la semana entre el lunch y la cena.

Ahora sí, disfruta esta receta que es de mi autoría, y que además es paleo y baja en carbohidratos:

Risotto de coliflor

Ingredientes:

2 tazas de coliflor rallado
1/4 taza de leche de coco en lata (asegúrate de que sea sin aditivos ni azúcar añadida)
1/2 taza de cebolla finamente picada
1 taza de champiñones
1 cdita. de ajo picado
1 cda. de ghee (o aceite de oliva extra virgen)
1 taza de camarones

¿Ya tienes los ingredientes? ¡Ahora sí!, manos a la obra.

Sigue los siguientes pasos para su preparación:

En un sartén caliente, vierte el ghee con el ajo, revuelve durante 30 segundos y agrega luego la cebolla revolviendo por 2 minutos.

Agrega los champiñones, revuelve y deja cocinar entre 5 y 8 minutos a temperatura media.

Cuando los champiñones estén casi cocidos, agrega el coliflor, revuelve hasta integrar todo y cocina de 5 a 7 minutos hasta que el coliflor esté blando.

En este punto, agrega la leche de coco, y una pizca de sal y pimienta; revuelve y deja cocinar por 2 minutos.

Retira el risotto y deja reposar. Mientras, en el mismo sartén, agrega una cucharada de ghee y saltea los camarones hasta que estén cocidos (5-8 minutos).

Sirve el risotto primero y sobre él los camarones. Puedes agregar media cucharada de semillas de girasol o de sésamo para decorar ¡y listo!

Ya tienes una opción sencilla, baja en carbohidratos, alta en proteína, súper saciante y deliciosa para tus almuerzos o cenas.

¿Te animas a prepararla? Comparte con nuestra comunidad Get Fit tu versión de esta receta, usando la etiqueta #getfitconleidyg